Moros y Cristianos de Alcoy. Vive la experiencia de entrar en batalla.

Moros y Cristianos de Alcoy. Vive la experiencia de entrar en batalla.

Carolina Sellés es periodista y presentadora y en los últimos tiempos se ha especializado en el periodismo turístico y de viajes en su vblog www.losviajesdecarol.com. Juntos arrancamos una colaboración, con sus post y sus vídeos exploraremos los rincones más atractivos de la Costa Blanca, se llamará #CostaBlancabyCarol. Las fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy es la primera experiencia que comparte con nosotros.

Me preparo a conciencia para vivir una experiencia vibrante. Alcoy, en el interior de la Costa Blanca, me espera. Es 22 de abril y empiezan las fiestas de Moros y Cristianos, tal vez las de mayor repercusión de todo el Mediterráneo. Así que te propongo un reto: acompáñame y descubrirás todo lo imprescindible de estas celebraciones declaradas de Interés Turístico Internacional.

Lo primero, asegurarse un buen sitio

Balcoon 1 copia

Alcoy está a unos 60 km de Alicante y sin duda hay que madrugar, solo así te asegurarás un buen sitio para disfrutar de las entradas. Las entradas son los desfiles donde veremos el despliegue de los dos ejércitos, el cristiano por la mañana y el musulmán por la tarde, y duran unas diez horas. Has leído bien ¡10 horas! Pero no te preocupes porque vamos a tener tiempo para descansar, tomar un aperitivo típico y disfrutar un poco del ambiente y personalidad arrebatadora de los alcoyanos.

Una buena opción para ver el desfile es alquilar una silla a pie de calle. Otra posibilidad es alquilar un balcón en la Calle de San Nicolás. En este caso los precios van de los 500 a los 2.500 euros y aunque la mayoría los alquilan vecinos y festeros, cada vez son más los grupos de turistas se apuntan a esta moda, igual que sucede en la Semana Santa Sevillana o los Sanfermines. La verdad es que es muy divertido porque normalmente incluye la comida y las copas. ¿Es o no es un buen plan?

Los ejércitos toman la ciudad

Fester copia

Con alguna licencia creativa, los desfiles recrean momentos de La Reconquista. Y mientras busco mi sitio, los tambores y trompetas presagian que ya están aquí las tropas cristianas con su capitán al frente. Prepárate, porque la realidad superará todo lo que te hayas imaginado. Participan unas 15.000 personas y cada una representa un papel: hay soldados, embajadores, emires y capitanes, favoritas y amantes, mensajeros, sacerdotes y hasta un santo, San Jorge. Y no nos olvidemos de los músicos. Más de 40 formaciones ponen la banda sonara de la batalla. Sin duda es un despliegue digno de las más costosas producciones de Hollywood. Todo es mayúsculo y permanecerás pegado a la silla boquiabierto y sin parar de hacer fotos. No es de extrañar que cada año vengan más turistas a disfrutar de esta puesta en escena. El día del desfile los hoteles de la zona están al 100% de ocupación.

Una gastronomía muy original

Taretes

Con tanta actividad llega el momento de tomar un respiro y entre desfile y desfile hago lo que casi todos los alcoyanos: tapear. Como siempre, pregunto a los locales y me recomiendan los bares de la Calle Santa Rita. Por cierto, en Alcoy las tapas se llaman taretes y tienes que probar los abisinios (huevos duros rebozados), los garibaldinos (gambas en gabardina) las espardeñes (bacalao rebozado) la sangre encebollada y la famosa pericana (mojete de bacalao y ñora, un pimiento dulce desecado típico de Alicante).

moros y cristianos de Alcoy Plis-play jpg

Y ya con el estómago lleno hay que ir a la Plaça de Dins, detrás del Ayuntamiento, para tomar unas bebidas típicas y que no puedes dejar de probar: la mentireta, una mezcla de granizado de limón y café-licor, y el plis play, café-licor con coca cola. Estos combinados una pizca excitantes se venden por litros durante estas fiestas. ¿Quién dijo sueño?

No te olvides del Alcoy Modernista

Casa del Pavo3

El tiempo que te quede antes del desfile de la tarde te recomiendo que lo emplees paseando por el centro de la ciudad, máximo exponente del Alcoy Modernista. Quedé fascinada con las fachadas de la Casa del Pavo y el Círculo Industrial. Caminando por la calle San Lorenzo un negocio llamó mi atención, la confitería El Túnel. Con más de 80 años abierta, puede presumir de ser uno de los comercios en activo más antiguos de la ciudad. Y lo mejor son los pasteles que elaboran: peladillas, mazapanes, pastel de carne… Y un dulce típico de Alcoy, el moro, que se llama así por su forma de turbante. Yo lo probé y tuve que repetir. Ya sé que no es lo mejor para la dieta pero qué le voy a hacer si me encanta el merengue… Sin duda fue una buena manera de despedirme de Alcoy.

Moro pastis

Las Fiestas de Alcoy son el 22, 23 y 24 de abril. El 23, Sant Jordi, es el día reservado a las celebraciones más religiosas. El 24 es el día del alardo o batalla de arcabucería. Si te gusta la pólvora y el estruendo, sin duda éste es tu día.

Cómo llegar a Alcoy

Mapa Alcoy

La ciudad de Alcoy está muy buen comunicada tanto con Valencia como con Alicante por la carretera A-7. Desde Alicante en coche tardarás unos cincuenta minutos, una hora y poco más si vienes desde Valencia. Si vienes del centro de la península, tu carretera será la A-31 hasta Sax, donde tomarás una desviación hasta la A-7 por la CV-80. ¡Buen Viaje!

Post que te interesarán

http://tuplan.costablanca.org/blog/cita-con-la-historia-moros-y-cristianos-en-alcoy/

http://tuplan.costablanca.org/blog/una-fiesta-organizada-en-3-dias-desde-el-siglo-xviii/

Compártelo

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Pinterest
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>